Congelación absoluta de tasas y precios públicos. Una bonificación del 5% en el IBI, cuyo pago se podrá fraccionar más, junto con el impuesto de vehículos (IVTM). Ayudas de Servicios Sociales a familias sin recursos; bonificaciones para jóvenes, pensionistas, parados de larga duración y familias numerosas. e incluso una rebaja de hasta el 10% en la Tasa de Basuras, que sólo pagan los locales comerciales.

Las grandes empresas de San Fernando volverán a soportar el próximo año la mitad de todo lo que se recauda con elI.B.I. en la localidad; mientras que -aproximadamente- los 23.000 recibos urbanos (vecinos/as junto a pequeños y medianos comerciantes) aportarán la otra mitad. El Pleno extraordinario celebrado hoy ha aprobado también una bonificación del 5% para los recibos de IBI que se domicilien, y un mayor fraccionamiento a la hora de pagar (hasta cuatro mensualidades para el IBI y dos para el impuesto de vehículos). En cuanto al Catastro, el tipo general para el impuesto de la contribución quedará finalmente en el 0’40 (por imposición de la Ley de Haciendas Locales); mientras que el tipo diferenciado que pagarán las grandes empresas instaladas en San Fernando (aquellas cuya base liquidable es de casi 600.000 euros/año) será el máximo posible que llega hasta el 1’1. Por otro lado, para evitar subidas medias del 25% en el recibo, el Ayuntamiento solicitó al Estado un coeficiente reductor que ha permitido minorar esa subida media hasta el 10%. De esta forma, los vecinos/as de San Fernando mantienen su tipo general de IBI en uno de los más bajos de toda la Comunidad de Madrid -al igual que los recibos individuales- y ahora podrán beneficiarse de bonificaciones del 5% por domiciliar los pagos, que incluso podrán fraccionarse hasta en cuatro veces.

En cuanto a la recaudación de este impuesto, es importante destacar que San Fernando alcanza un 90% del pago en periodo voluntario (de marzo a julio), porcentaje muy alto respecto a otros municipios cercanos o de la propia Comunidad. Recordemos que las domiciliaciones podrán solicitarse en el propio Ayuntamiento hasta el 31 de enero de 2015, ampliando también el periodo de solicitud. Y que la ampliación del fraccionamiento se traslada también alImpuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), que ahora podrá pagarse en dos plazos domiciliados (mayo y junio).

En cuanto a las tasas y precios públicos, San Fernando ha aprobado la congelación absoluta de las mismas, lo que implica que el próximo año seguirán siendo los mismos que el de este año. Y por otro lado, se han ampliado las bonificaciones a vecinos/as parados de larga duración, y a sus hijos en bonos de instalaciones y actividades deportivas municipales. También habrá bonificaciones en precios de actividades culturales para todos los jóvenes menores de 25 años (facilitando el acceso a la Cultura) y se recuperan las bonificaciones a pensionistas, jubilados y a familias numerosas. Por otro lado, hay que recordar que en base a los informes de los Servicios Sociales municipales, los vecinos/as en situación precaria que lo soliciten tendrán planes personalizados de pagos en condiciones ventajosas, minoraciones o incluso exenciones de impuestos y tasas.

Hay que añadir que otra novedad será la rebaja de hasta el 10% en la Tasa de Basuras para locales comerciales pequeños o medianos; Tasa que -recordemos- sólo pagan los locales, y rebaja de la que podrán beneficiarse unos 2.000 locales en San Fernando. Y por otro lado, siguen los descuentos a emprendedores/as con su actividad en el Centro Municipal de Empresas y que estén pasando actualmente por dificultades.

Hace meses se pusieron las bases económicas de lo que vendrá durante los próximos años con la aprobación de los Presupuestos municipales. Ahora, con el acuerdo en las Ordenanzas Fiscales y precios públicos, queda claro que la política municipal en San Fernando apuesta por el mantenimiento de los servicios públicos y el facilitar el acceso a los mismos. Y todo a pesar de que las tasas y precios públicos no llegan a cubrir el coste real de los servicios, tal y como propone el Gobierno de la Comunidad de Madrid y el Estado, pretendiendo que sean los propios vecinos/as quienes asuman el resto.