En la Junta General de la Empresa Municipal del Suelo de San Fernando de Henares, celebrada el pasado 24 de julio, el PP y el PSOE unieron sus votos contra la aprobación de las cuentas del ejercicio 2013 de esta empresa pública.

Las cuentas que se presentaron por el Consejo de Administración (compuesto exclusivamente por IU tras la dimisión simultánea de PP y PSOE en el pasado marzo) fueron rechazadas en conjunto por el Partido Popular y el Partido Socialista Español. Éstas reflejaban un resultado positivo en la opción por mantener abierta la posibilidad de que la EMS recuperase la titularidad y la capacidad de gestión de los locales situados en la Fábrica de Paños.

Tanto el PP como el PSOE votaron en contra de las cuentas anuales, manifestando que las mismas no reflejaban el riesgo de incumplimiento por Plaza de España S.L. del pago de la deuda por la compra de los citados locales. Sin embargo, como advertía el auditor de cuentas, ese riesgo no es posible calcularlo mientras se mantenga la posibilidad de que los locales comerciales reviertan nuevamente a la Empresa Municipal del Suelo.

Ninguna opción dieron tampoco el PP y el PSOE a la ampliación del objeto social de la EMS. Mediante ésta se pretendía tener a punto los estatutos sociales para el supuesto de que se constatase la posibilidad de afrontar nuevas actividades, en la perspectiva de convertir a la EMS en una empresa de servicios múltiples con el tiempo, en línea con lo que vienen acordando la gran mayoría de empresas públicas de vivienda de todo el Estado español, con independencia del color político de sus gestores.

Este nuevo contexto agrava la complicada situación de la EMS, que en los tres últimos años ha conseguido evitar la disolución de la empresa gracias a una mejora de la caótica situación que habían heredado.

A pesar de ello, los representantes de IU en el Consejo de Administración seguirán trabajando por la continuidad de esta empresa pública, aprovechando todas las oportunidades de actuación que se presenten y evitando, de esta manera, su desaparición y los perjuicios que ocasionaría a los y las vecinas de San Fernando de Henares, como la eliminación de puestos de trabajo.

El Consejero Delegado de la EMS, Javier Blanco, ha manifestado que: “a pesar de que la posición conjunta PP-PSOE supone un nuevo obstáculo a la ya de por sí difícil viabilidad de la empresa pública EMS, los representantes de IU en el Consejo de Administración, la Gerente y las trabajadoras de la empresa seguirán peleando por evitar la disolución de la EMS y por conseguir hacer de ésta un instrumento más útil para el Ayuntamiento y la ciudadanía de nuestro municipio”.