Esta es una iniciativa pionera destinada a todas las familias del municipio en función de los niveles de renta y de ingresos de la unidad familiar.

  • La convocatoria se hará pública en el mes de septiembre.

  • Estas ayudas irán destinadas a la compra de material escolar que, además, deberá realizarse en negocios y tiendas de la ciudad como fórmula para la revitalización y apuesta por el sector.

  • La puesta en marcha de este programa viene a evidenciar el compromiso del Ejecutivo con los/as vecinos/as, las políticas sociales y el comercio local.

  • La partida económica para su materialización vendrá de las actividades estivales que, debido a la crisis sanitaria y priorizando la seguridad, no se celebrarán en los próximos meses de verano, como programación cultural o las piscinas municipales, que no abrirán sus puertas.

El Ayuntamiento de San Fernando de Henares, a través del área de Educación que dirige Guadalupe Piñas, pondrá en marcha el ‘I Plan Municipal de Becas y Apoyo al Estudio’ para la adquisición de material escolar, en cuyas bases y convocatoria se está trabajando en estos momentos.

Esta es una iniciativa pionera en la localidad que viene a evidenciar el compromiso del Ejecutivo local con los/as vecinos/as y las políticas sociales. También con el comercio de proximidad, porque uno de los requisitos será efectuar las compras en establecimientos radicados en la ciudad, siendo esta una medida más destinada a impulsar y dinamizar el sector. “La gestión social ha marcado nuestra ‘hoja de ruta’ y esta es, sin duda, una prueba más (…). Quiero recordar que los presupuestos de 2020, que serán aprobados de manera definitiva próximamente, multiplican por seis la cuantía dirigida a ‘Emergencia Social’, es decir, ayudas económicas directas para el pago de suministros o de artículos de primera necesidad como alimentación”, indicó el regidor. Por su parte, Piñas destacó que “estas becas se otorgarán al inicio del curso escolar, estando operativas para el próximo mes de septiembre”.

Desde el área de Comercio, la edil Lorena Galindo, volvió a lanzar un especial agradecimiento a los establecimientos “que se han volcado en estos últimos meses, que han estado ‘al pie del cañón’ y han hecho evidente su compromiso, esfuerzo y ganas de colaborar”.

La partida económica para su puesta en marcha vendrá de las actividades estivales de cultura y ocio, que no se van a celebrar este año; y del presupuesto reservado para las piscinas municipales que, al igual que se ha establecido en otras localidades colindantes como Coslada o Mejorada del Campo, no abrirán, de momento, sus puertas esta edición debido a la crisis sanitaria ante la COVID-19. El Gobierno ha priorizado en la salud y la prevención, tanto de vecinos/as como de trabajadores/as públicos. Este criterio podría verse modificado en función de las pautas y directrices que marquen las autoridades competentes en Salud Pública.

En este sentido remarcar que la normativa y directrices establecidas por las autoridades competentes a cumplir en estas instalaciones, como restricciones de aforo o el acceso limitado a tres horas para la limpieza y desinfección del complejo con el desalojo de usuarios/as, entre otras cuestiones, hacen inviable la prestación de un servicio adecuado. “Tras realizar una pormenorizada reflexión y analizar los inconvenientes que implicaba su apertura, hemos puesto foco en la seguridad y en la responsabilidad y prudencia, que se han demostrado como principales herramientas contra esta pandemia”, detalló, por su parte, el concejal de Deportes, Francisco Lombardo.