Todos/as los/as corporativos/as, a excepción del concejal no adscrito Sandro Algaba, que optó por la abstención, dieron su voto favorable a la propuesta.

  • El objetivo de este ambicioso proyecto, con vigencia hasta el próximo 2023, será la dinamización y el desarrollo industrial, así como la creación de puestos de trabajo de calidad.

El pleno de San Fernando de Henares, celebrado en la tarde de ayer, ratificó, con el apoyo de todos/as los/as corporativos/as a excepción del concejal no adscrito Sandro Algaba, que optó por la abstención; el primer ‘Pacto Local por el Empleo’, impulsado desde el Ejecutivo local.

Este es un ambicioso proyecto consensuado con los sindicatos CC.OO y UGT y con la Asociación de Empresarios del Henares (AEDHE), con vigencia hasta 2023. El objetivo del mismo es fijar líneas de acción común por la dinamización y el desarrollo industrial de la ciudad, donde conviven hasta siete polígonos; así como la generación de puestos de trabajo. “Este es un acuerdo importante, muy meditado y necesario que nos servirá de guía en años venideros, que sienta las bases y que marca el inicio de un importante camino”, explicó el edil responsable de este departamento, Rubén Fernández, durante su intervención. De este modo, la actuación inmediata será la elaboración de un pormenorizado análisis de la situación y necesidades actuales.

El ‘I Pacto Local por el Empleo’ se presentará, oficialmente, en próximos días, con la presencia de las partes implicadas y de representantes de los partidos políticos que han mostrado su respaldo al mismo.

Por otro lado, durante la sesión se dio ‘luz verde’ a la congelación de ordenanzas fiscales para el próximo ejercicio de 2021 al objeto de garantizar unos servicios públicos de calidad para los/as vecinos/as y, especialmente, para seguir implementando nuevas políticas en el ámbito social que, ante la COVID-19, se ha convertido en una prioridad para el equipo de Gobierno bajo la premisa de ‘nadie puede quedar atrás’.

Hasta el momento, se han puesto en marcha diversas medidas destinadas a las familias que atraviesan dificultades en estos tiempos complicados consecuencia de la actual crisis sanitaria, multiplicando por seis la partida destinada a ‘Emergencia Social’, es decir, ayudas directas para sufragar el pago de artículos y suministros, además prestaciones que han jugado un papel fundamental durante esta pandemia, como compra y comida a domicilio, menús escolares para niños/as en riesgo de vulnerabilidad o un plan de ayudas para sufragar gastos en material escolar.

El Ejecutivo pretende continuar y reforzar esta línea de gestión, que considera primordial.